La CUP multiplica escaños y se perfila como decisiva para el proyecto independentista