Modelos maduras y tallas grandes, la nueva apuesta de Dolce Gabbana