Brie Larson se lleva el Óscar a la mejor actriz en su primera nominación