Chicxulub, el asteroide que provocó la extinción de los dinosaurios, originó un tsunami sin precedentes en la historia