Ramiro llega al trono de Marina pisando fuerte: "Quiero parar de sonreír pero no puedo"