La prueba más reñida: Laura, Michele y Nerea aguantan como pueden colgadas de la barra