Oriana, por los aires: Efrén la ha sentado en su bando