De los mordiscos a los besos apasionados en la cita de David y Cynthia