Marco ha dicho lo que pensaba: no le importaría que le dieron el trono