Trini se lo ha pasado en grande con los chicos de su hija: quería un “achuchoncillo” de Aitor