La dulce despedida de Michele y David: “Aquí tendrás siempre a una amiga”