David, desesperado con sus chicas, no marcan ni un penalti: “En serio no metéis ni un gol”