Miguel y Helena tienen una conexión especial, según la pretendienta