Cita inédita de Jenni y Alejandro: los dos tienen claro que no quieren vivir en su pueblo