Carlota, arrepentida de haberse quedado a dormir sola en la casa: “Ese orgullo de mujer”