La desternillante aventura de las Pijitanas en el yate de Zapa termina en vomitona