Samanta se sumerge en un lago helado y reflexiona: “El deseo es un faro que guía la vida”