¿Se equipararán los salarios a la subida de los precios?