No hubo alta traición: analizamos los motivos para dejar en libertad a Puigdemont