Lidia, sin palabras al saber cómo se siente Daniel: “Me siento un jabalí al aire libre”