Lidia y Miki tienen un amigo en común: “Un beso, Coco”