Jesús, ante las calabazas de Puri: “No te voy a decir que me devuelvas la pulsera, pero…”