Sergio y Lucía, un flechazo, una anécdota en inglés y un “yo a Zaragoza y tú a Badajoz”