La "cita perfecta" se tuerce en el último momento: "Yo quería a alguien guapo"