Inmaculada cortó por lo sano: “Le dije que prefería comprarme un sofá a vivir con él”