Daniel no desvela sus talentos sexuales: “Los buenos amantes, hablamos en la cama”