Alba sale de su 'zona de confort' y le da una segunda oportunidad a Napo y a su pelo largo