Jesús Vázquez, contra las cuerdas: “Casi me vuelas la cabeza”