Aldar conquista a Patricia con su romanticismo gore: “Ábreme el pecho con un bisturí”