Schuurs recorta diferencias a balón parado y mete picante a los minutos finales (1-2)