El susto de un reportero con un pozo ilegal escondido entre la maleza