Vivir entre lujos a unos metros bajo tierra: los millonarios apuestan por el búnker en tiempos de pandemia