La dueña de la empresa de criogenización más antigua confirma que Walt Disney no está congelado