El trabajo de Marcelo despierta la curiosidad de Dani Martínez: Tiene una empresa de Marketing olfativo