El Real Madrid tiene la sensación de que Sergio Ramos pide tres años de contrato porque no quiere abandonar España