María y Airam consiguen solo 10 euros por confiar en su instinto