Antonio y Fernando no pueden con el bribón y pierden 10.000 euros