NO SCOPE: Los trucos para que pagues microtransacciones