El vulcanólogo Manuel Regueiro: "Esto no es una fase extrema del volcán, mañana puede ser aún peor"