Repulsa e indignación entre los vecinos por la Manada de Manresa: "No es abuso, es violación"