El nuevo pacto verde: cada ciudadano podrá producir y compartir su propia energía limpia