Dos mujeres, tía y sobrina, aparecen muertas en un piso de Bilbao