Primeras reacciones antes de la sentencia por el 1-O: centenares de personas cortan las calles de Barcelona