La marcha por la concordia en Barcelona deja enfrentamientos y peleas entre nacionalistas e independentistas