CCOO avisó a la petroquímica de Tarragona de que la precarización afectaría a sus niveles de seguridad