Los padres de Julen y David Serrano llegan a un acuerdo para evitar el juicio in extremis