Panorama desolador por las inundaciones en Rusia, donde hay al menos cinco muertos