Los incendios continúan arrasando Australia: desde octubre, ya van dos millones de hectáreas calcinadas