El fuego de Gran Canaria afecta a un perímetro de 60 km: 6.000 hectáreas quemadas y 9.000 evacuados