El viaje de Greta: al llegar a Lisboa, tendrá que buscar un medio de transporte sin emisiones hacia Madrid